Consejos de utilidad antes de comprar ahuyentadores de pájaros:

Si usted necesita un ahuyentador, podemos proporcionarle diferentes productos que le serán de utilidad. No obstante, le recomiendo que lea primero estos consejos para que pueda tener en cuenta varios factores importantes de cara a elegir y comprar con conocimiento. 

Es importante dar respuesta a estas tres preguntas:

  1. ¿De qué especie se trata?
  2. ¿Por qué motivo le molestan?
  3. ¿Cómo es el entorno?

Especie:

El método a utilizar depende mucho de la especie que nos esté dando la lata.

Para aquellas especies cuyos miembros se avisan del peligro mediante chillidos, como las gaviotas o los estorninos, los aparatos de sonidos son una buena opción y, si se combinan con figuras de aves rapaces, un búho, por ejemplo, mejor. ¡Pero cuidado con los córvidos de la zona! (urracas, cuervos, grajillas, etc.) no utilice figuras de rapaces porque tratarán de atacarlas y lo que hará será atraer a esas aves en lugar de espantarlas.

Para especies de pájaros en las que sus miembros no se avisan del peligro unos a otros, los aparatos de sonidos no sirven. Éste es el caso de los gorriones y de las palomas, entre otras. Estas dos especies se acostumbrar a todo rápidamente, así que no busque ahuyentadores de pájaros sino repelentes, redes o pinchos, que también le podemos suministrar.

Motivo:

Cuanto más fuerte sea el motivo por el que los pájaros acuden a un lugar, mayor será la dificultad para ahuyentarlos. De mayor a menor dificultad, podemos clasificar los motivos de la siguiente manera: lugar de anidamiento > lugar donde se alimentan > dormidero > posadero.

Es decir, será mucho más difícil ahuyentar a los pájaros del sitio donde anidan que de un lugar al que sólo vayan a posarse de vez en cuando.

Cuando usted se plantee un método para espantar los pájaros, tenga esto muy en cuenta: lo que funciona en una situación concreta no tiene por qué hacerlo en otra distinta, a pesar de tratarse de la misma especie.

Entorno:

Igualmente, no tiene nada que ver un árbol con un supermercado, por ejemplo, a pesar de que en ambos lugares los gorriones causen problemas. En un cerezo picotean las cerezas, mientras que en el supermercado picotean los paquetes de arroz o de harina, pero la solución es distinta.

Entonces, ¿qué hacemos?

Sinceramente: preguntar.

¿Sabía que la gente que compra cosas para ahuyentar a los pájaros sin preguntar se equivoca más de la mitad de las veces?

A nuestra oficina llaman personas cada dos por tres, y nos cuentan cómo compraron en alguna tienda un búho o un ultrasonido para espantar a las palomas y no ha servido para nada.

Nuestro objetivo es que no vaya a comprar por ahí cosas que no le valen, a pesar de que a alguien le hayan podido funcionar. Y, si no vendemos nada, pues no vendemos, pero le decimos la verdad. De hecho, cuando a un cliente le dices que no compre nada y le explicas el motivo, lo agradecen muchísimo.

En fin, si nos quiere contar su caso o se ha dado cuenta de que no necesita ahuyentadores de pájaros sino un servicio personal de control de aves, llámenos y le aconsejaremos encantados.