Consejos de elección e instalación de los pinchos antipalomas:

A la hora de elegir un modelo, lo primero a tener en cuenta es el lugar donde se va a colocar y el número de púas por metro lineal.

El pincho debe tener un ancho prácticamente igual al ancho que queremos proteger. Por ejemplo, si tenemos una cornisa de 15 cm de ancho y 100 m de largo, debemos elegir el modelo iP140, que mide 14 cm de ancho. Si cogiésemos un modelo más estrecho, corremos el riesgo de dejar demasiado hueco delante o detrás y las palomas podrían posarse en medio.

Por otro lado, también es muy importante el número de púas por metro lineal. Si cogemos un modelo con pocas púas, corremos el riesgo de que las palomas se cuelen o se queden empanzadas en medio, llegando a hacer sus nidos encima. En este sentido, no se preocupe, nuestros pinchos antipalomas cuentan con el máximo número de púas por metro lineal para garantizar el éxito en la protección. No vendemos modelos con pocas púas.

Por último, también es muy importante la calidad y la garantía del producto. Nuestros pinchos antipalomas son de máxima calidad, certificación Applus EN-ISO 4892 y 10270. Gozan de la siguiente garantía:

  • Modelos con base de policarbonato + púa de acero inoxidable = 10 años de garantía.
  • Modelos de acero inoxidable 100% = 25 años de garantía.

Instalación:

Para instalarlos también es importante tener varios aspectos en cuenta:

  1. No dejar huecos sin proteger en los que se puedan posar las palomas.
  2. Poner preferiblemente los pinchos longitudinalmente a las cornisas, es decir, que la paloma se encuentre la púa apuntando hacia ella cuando llegue.
  3. Utilizar un buen sistema de fijación: (ver)
  • Modelos con base de policarbonato: es mejor pegarlos con una buena masilla para exteriores, que también le podemos suministrar. Es muy importante no escatimar y ser generoso poniendo un buen cordón de masilla. No recomendamos atornillar estos modelos con base de policarbonato porque se impide la dilatación del plástico con los cambios de temperatura y puede llegar a partirse.
  • Modelos con base de acero inoxidable: se pueden pegar o atornillar. Si los atornillamos durarán en la misma posición tanto como los tornillos aguanten… ¡Muchísimos años! Son perfectos para canalones de aluminio y otros puntos en los que no importe perforar la superficie o cuando el cliente quiere el mejor producto del mercado.